¿Factura digital o facturar electrónicamente?

Debido al poco tiempo que queda para que los contribuyentes seleccionados por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales de Colombia (DIAN) migren a la facturación electrónica, seguramente habrá escuchado o leído diferentes términos sobre el proceso, los cuales si no conoce cuál es su significado real podría ocasionar un problema.

Dos de los términos que más confusión están ocasionando son la factura digital y facturar electrónicamente, porque aunque podrían parecer sinónimos en realidad significan cosas diferentes.

A continuación explicaremos más sobre estos términos para que no tenga una interpretación errónea y afecte la forma en la que realiza su proceso de facturación.

Empezaremos por hablar de la factura digital, ésta es una factura tradicional que se digitaliza utilizando algún dispositivo tecnológico como un scanner para convertirlo a un formato digital que suele ser un PDF. Cuando el archivo está en dicho formato se envía por un medio digital como el correo electrónico al receptor de la factura.

Sin duda este procedimiento facilita el envío de la factura, sin embargo, no se trata de un proceso que otorgue más beneficios y sobre todo no cumple con los parámetros que establece la DIAN en materia de facturación electrónica. Para tener una factura digital prácticamente sólo requerirías de un escáner para convertir la factura de papel en digital.

La facturación electrónica por su parte es la emisión de facturas reglamentarias que se expide y recibe en formato digital a través de un proceso de aprobación y certificación. La factura electrónica en Colombia permite integrar sistemas de gestión de toda la organización y realizar procesos automatizados.

El proceso de facturar electrónicamente también permite una comunicación directa con la DIAN, quienes gracias a los sistemas podrán recibir de manera automática la factura, sin necesidad de que el contribuyente realice otras acciones.

Como bien lo define la DIAN la factura electrónica es “ante todo, una factura. Esto significa que tiene los mismos efectos legales que una factura en papel, se expide y recibe en formato electrónico. En otras palabras, es un documento que soporta transacciones de venta bienes o servicios y que operativamente tiene lugar a través de sistemas computacionales o soluciones informáticas permitiendo el cumplimiento de las características y condiciones en relación con la expedición, recibo, rechazo y conservación”.

Ahora que ya conoce la diferencia entre la factura digital y facturar electrónicamente asegúrese de estar en el camino correcto para cumplir con los parámetros de la DIAN y su empresa esté lista para la entrada en vigor oficial el próximo 1 de enero de 2019. En Facturador.com podemos ayudarlo a realizar la migración a la facturación electrónica, llámenos al +01 800 51 84 875 y conozca las soluciones que tenemos a su disposición.


Ultima Modicicación: 26 Septiembre, 2018

Facturador.com Facturador.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *