Las empresas invierten hasta el 60% de su tiempo en resolver problemas

Imagine un día cotidiano en la administración de su empresa. Pensemos que al llegar tiene que hacer algunos pagos en línea en su banco pero no le permite ingresar sus datos, entonces dedica tiempo en comunicarse con la institución bancaria para saber cuál es el problema, después de esperar a que atiendan su solicitud no le dan respuesta inmediata y le dan un ticket de seguimiento.

Decide pasar a otra tarea y organiza las facturas que tiene que enviar a sus clientes e invierte tiempo en buscar las direcciones correctas porque el mensajero le informó que las que tenían no son ubicables, invierte otra hora de su tiempo en buscar y explicar a la persona cómo llegar al lugar.

Pero se percata que algunas facturas tienen errores de captura, así que tiene que proceder a volver a realizarlas y ya cuando están listas y las envía a imprimir se da cuenta que la impresora del trabajo presenta fallas y no imprime correctamente y el mensajero ya tiene que irse o si no tendrá que esperar hasta el día siguiente para su envío, así que corre a un sito de impresión para obtener las facturas corregidas y entregarlas. Ya cuando por fin logra que se manden recuerda que tiene que hablarles a los receptores para asegurar que estén para recibirlas y coordinarse con el mensajero para su entrega segura.

Después de más de medio día invertido en intentar mandar una facturas regresa al portal del sistema bancario y se da cuenta que ya puede ingresar sus datos, sin una aparente explicación. Hasta ese momento lleva casi el 60% del tiempo invertido en resolver problemas y no en producir para la empresa.

La productividad en las empresas es un pilar de toda compañía, si ésta quiere tener un crecimiento deberá optimizar sus procesos e incluir tecnología que la ayude a minimizar los errores, y lograr que el tiempo de sus colaboradores sea mejor utilizado.

En este caso específico el uso de la facturación electrónica ayudaría a resolver todos los inconvenientes presentados. Con el uso de la factura electrónica no habría errores en el uso de datos e información de la factura, también se garantizaría la entrega oportuna y rápida del documento gracias a que no sería necesario imprimir un documento y llevarlo personalmente al destinatario.

Esto ahorría una gran cantidad de tiempo, en tan sólo unos minutos la persona podría crear y enviar la factura electrónica, lo que antes tardaría hasta días. También habría un ahorro considerable del uso de recursos, ya que no habría gastos de impresión, ni de uso de vehículos y mensajeros.

La entrega pronta también garantizaría no tener plazos de pagos extensos y brindar una mejor atención con los clientes  y proveedores. Si desea que su empresa aproveche los beneficios de la factura electrónica y dedicar más tiempo en la producción y menos en la resolución de problemas contáctenos. En Facturador.com podemos ayudarlo a implementar el sistema de facturación electrónica.


Ultima Modicicación: 25 Septiembre, 2018

Facturador.com Facturador.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *